Nocturno



Atravesamos los parques descalzos,
 las calles que huelen a orina y a friegasuelos.
 Nuestros cuerpos resbalan en los escaparates,
 deslumbrados por el rojo de los semáforos.
 Rozamos la medianoche en voz baja,
 deslizados sin rumbo en el bullicio intermitente
 de puertas, coches y música techno.
 En la distorsión la multitud grita perfumada,
 las sombras bailan o tiritan apurando la nicotina,
 alguien dibuja en el paso de cebra con pintalabios.
 Y arriba, por encima de las azoteas,
 espesa como una flema eléctrica,
 la bruma amarillenta donde mueren las estrellas.
 Las aceras agrietadas resbalan aún,
 la lluvia llena los charcos de neones llamativos.
 Cruzamos la avenida hacia el puente,
 el río represado devuelve la espuma
 susurrando un lamento indescriptible,
 volcado sobre el cauce y la pasarela moderna.
 El cuco entona su canto metálico en algún lugar.

A.S.Puche - Cortafuego ©2017

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s